SLIDER

BIENVENIDOS

EN CONSTRUCCIÓN // DE A POCO VA A TOMAR FORMA

NEWSLETTER

Un poquito de playa y el Palacio San José

Como les contaba ayer, las playas de la costa del río Uruguay estaban anegadas debido a la creciente. Nuestro alojamiento era un bungalow pequeño, en el medio de la ciudad y sin pileta, por lo que necesitábamos encontrar un lugar donde disfrutar un rato del agua. Los lugareños nos recomendaron un camping que estaba cerca de Concepción del Uruguay, en las ruinas de un antiguo molino de trigo. Se trata de un camping gigante, con bungalows e infinito espacio para carpas, en la orilla del arroyo Urquiza. Si bien es un emprendimiento privado, vale la pena conocerlo -si te gusta la carpa, dale para adelante porque las instalaciones son perfectas para acampar, en otoño debe ser muy bello- y pasar el día allí.
Mis hijos se tomaron literal lo de "pasar el día". Entraron a las 10hs al arroyo y logramos sacarlos a las 17hs. (gracias San Dermaglós! algunos dirán que es tóxico...pero las quemaduras que yo me agarraba en mi niñez mis hijos no las tuvieron jamás!). El agua fresca, la arena blanca, piedras, pececitos, la combinación perfecta para que los chicos disfruten. El arroyo en realidad está canalizado y tiene poca profundidad, lo cual lo hace muy seguro. Había un par de lugares en donde Guille no hacía pie, pero en general los podías dejar jugar bastante libres. 






Al costado del predio del camping, están las ruinas del molino Barreiro, un viejo molino de trigo abandonado. Es un lugar muy lindo para caminar y descubrir sus puertas, ventanas, pasadizos, etc.





Hola! Tengo una foto con mis hijos! Felicidad total (aunque el pelo me genera dudas con respecto a la "felicidad", ja!)




Después de todo el día en el camping, nos quedaba pendiente la visita al Palacio San José, muy cerquita de Concepción del Uruguay. También fue una sorpresa recorrerlo. El Palacio San José fue la última casa en la que vivió Justo José de Urquiza, una de las figuras políticas más importantes del SXIX. Había visitado el palacio en aquél viaje de 7mo. grado, pero la dimensión histórica del lugar y lo que implica visitarlo recién las descubrí esta vez. 
En definitiva, mis conclusiones me alejaron políticamente de Urquiza (el tipo se compró un barco a vapor para pasear por un estanque...¡por un estanque!) y me quedé pensando en lo duro que debe haber sido llegar hasta el palacio para la familia del caudillo. Me refiero a esto porque aún hoy la construcción está en el medio de la nada, no me quiero imaginar lo complicado que debe haber sido llegar hace casi 200 años atrás. De este hecho se desprende otra conclusión. Como bien sabemos, a Urquiza lo asesinan en el palacio. Todas las puertas de la residencia estaban abiertas y claramente se debe haber oído que venían jinetes al galope desde una distancia considerable, es decir, los guardias tuvieron el tiempo suficiente para cerrar las puertas, pero no lo hicieron, ergo, estaba todo arreglado. Por supuesto, no es novedad que el SXIX en Argentina fue violento. Bueno, de hecho la violencia política en Argentina es algo que nos define como sociedad.
Del palacio en sí, lo que más me impactó es la modernidad de la construcción, los detalles de decoración, el trabajo de herrería en las rejas, las puertas talladas, el piso de ladrillos que te lleva hasta el estanque. Algunas de las ventanas parecen salidas de Casa chaucha! Imaginate el título "Justo José, caudillo" y todas las fotos de la casita que se hizo construir.












Me matan los azulejos, la verdad, le envidio profundamente la cocina a Urquiza, lo que en un punto es delirante ;-)




Jardín delantero


Camino al estanque, en donde paseaba en su barquito, el "San Cipriano".


Se puede visitar hasta las 18hs. Más info, acá.
¿Conocen el Palacio?¿Les gustó? A mi la construcción me pareció increíble. Mis hijos se aburrieron muchísimo, pero bueno, estaban muertos del día en el arroyo, así que es comprensible. Si bien es una visita para adultos, con niños descansados puede disfrutarse perfectamente :)

7 comentarios

  1. No sé si está permitido venir a babosearse con tus fotos en cada post, pero bueno...

    Amé ese lugar, no lo conozco, debo hacerlo!
    Creo que no me sacan de ahi hasta que se me agote la tarjeta de memoria de la cámara...
    Esas ventanas!!! puff...

    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me sacaron mis hijos! No daban más pobrecitos :P

      Eliminar
  2. Qué lindas fotos y qué raro verte a vos en una!!!!
    El Palacio San José es realmente increible, más si lo ponés en situación. El tipo tenía agua corriente antes que en Bs. As. Todo un exceso, no? Como lo del barco a vapor.
    Qué lindo que compartas estas escapaditas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso! Tenía agua corriente!
      En realidad yo salgo a veces en las fotos, sólo que últimamente no me gusta verme, así que no las publico jajajajaja!

      Eliminar
  3. Lu me mataste con esta entrada!!! Gorda Justo era un re adelantado para la época con la deco!!! jaajajajaj!!! Creeeeo, pero creo, que fui en el viaje de egresados, pero capaz fue otro lado que nada que ver...jeej..lo único que me acuerdo es que nos hicieron ponernos unas ropas antiguas horribles para ver como eran. Bue, en la rpoxima foto con tus hijos mira la camara y guiñanos un ojo minimo!!!! Besossssss espero verte pronto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encima me pedís que mire a la cámara??? Ay, no! :P
      Era un copado Urquiza, le faltaba el muro de suculentas y el Palacio más top del mundo :)

      Eliminar

© De amor y de casualidad • Theme by Maira G.